Encender una vela es sinónimo de luz, de serenidad, paz y tranquilidad. Una vez enciendes su llama, sientes que el tiempo se detuvo y es momento de pensar en cosas realmente importantes, en ti, en tu espíritu y en tu ser.

Cuando estamos meditando dejamos a un lado nuestra razón y nos acercamos más a nuestros sentimientos, a eso que llamamos percepción y sexto sentido. Encender y mirar fijamente la luz de una vela nos permite abrir nuestros canales sensibles, esos que están a veces cerrados por el día a día, por la contaminación y por la razón.  Empiezas a pensar en seres bonitos, en paz, en un ambiente sano y quizás blanco y todo esto ocurre mientras miras la llama encendida de una vela. El resultado, un rato ameno, lleno de tranquilidad y serenidad. Unos minutos para coger fuerzas para seguir en el día a día.

Cuando llegas a una casa y hay una vela encendida sientes algo diferente, no es cualquier lugar, es un espacio sano, limpio, natural y especial. Tener una vela encendida en casas es sinónimo de paz y así es como  te debes sentir. cuando sientas alguna energía negativa en tu casa, o llegas del trabajo con una energía pesada no dudes en encender una vela y llenarla de buena energía. ¡Un vela encendida es ideal para limpiar espacios esos espacios únicos de tranquilidad!

¿Sabías que una vela también te puede ayudar para la concentración? Sí, cuando te sientas disperso o que no te puedes concentrar en tu trabajo o en tu estudio por estar pensando en otras cosas, regálate 5 minutos, enciende una vela y empieza a mirarla fijamente. Concéntrate en su luz, en sus colores y en su olor. Respira profundo y siente como una pequeña luz llega a ti. Vuelve a tus tareas y seguro estarás más enfocado y concentrado. Esto sucede porque el cerebro recuerda en más de un 70% lo que acaba de suceder y en las velas no hay preocupaciones, hay luz y hay paz.

¡Agradecer! Es una de las más importantes virtudes de las velas, el agradecimiento, tanto interno para nuestro ser como externo hacia los demás.
Regalar una vela es sinónimo regalar paz, tranquilidad, serenidad, buenos deseos y mucho más. Es un regalo perfecto para esas personas que necesitan luz en su vida, ¡regálale esa  tranquilidad con una vela! un regalo que sin duda no se olvidará porque una vela dura tanto como tu quieras.  ¡Regala estas hermosas velas con olor! 

Una vela es eso que en Alma Puro Amor llamamos un Regalo Feliz.

Conócenos y enamórate de los más lindos regalos que tenemos para ti y tus ocasiones especiales.

No regales cosas, regala emociones, regala Alma Puro Amor

www.almapuroamor.com

Leave a comment